HISTORIA
En septiembre de 2017, Pedro Belushi, creador y guionista de la idea, se reúne con Carlos Solís (presidente de la asociación I+D FLIMS) y con Jerónimo Cabrera (JCRIMAGE), para retomar la idea que años anteriores ya había sido planteada por el guionista. Con la necesidad de la incorporación de un cuarto miembro, se ponen en contacto con Jaime Arnaiz (JAR PRODUCCIONES). Días más tarde mantienen una reunión donde leen los guiones y ven las posibilidades de abordar el proyecto.
Al tratarse de un largometraje formado por cortos que tienen un hilo conductor como nexo de unión, necesitan la incorporación de otros realizadores para el rodaje de cada una de las piezas. Una semana más tarde diferentes grupos relacionados con el mundo cinematográfico del municipio de Rivas Vaciamadrid son convocados para explicar la idea, contenido, propósito de este prometedor trabajo.
Posteriormente y después de varias reuniones con la aceptación de algunos en entrar dentro del proyecto, comienza la formación de los equipos de rodaje, asignación de cortometrajes elegidos por preferencias de cada uno y mediante sorteo en el caso de igualdad en la elección.
Teniendo claros los fundamentos de la creación del largometraje, se da el siguiente paso para pedir la colaboración del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid. Estableciendo diferentes reuniones y conversaciones durante algunas semanas definitivamente se obtiene el apoyo necesario, el proyecto está en marcha. 
Desde ese momento y durante un periodo de dos años, el trabajo pasa por diferentes fases, la búsqueda para cubrir puestos, encontrar localizaciones, ensayos, permisos de rodaje, organización, bajas y altas dentro del grupo y con las dificultades que conlleva una producción de tal envergadura, el largometraje ve la luz el 19 de Octubre de 2019.